Diccionario de las Enfermedades Emocionales OBESIDAD
Publicado: Miércoles 22/julio/2015
Marcela Ossandon
Déjale a Marcela Ossandon un comentario aquí
La obesidad es causada por una excesiva acumulación de tejido adiposo en el organismo. Se le considera un problema cuando la salud de la persona está en peligro a causa de este exceso de peso. La obesidad puede tener varias causas, pero en todos los casos la persona afectada se sintió humillada en la infancia y todavía tiene miedo de sentir vergüenza, de que alguien se avergüence de ella o de que alguien la avergüence. El exceso de peso es una protección contra aquéllos que le piden demasiado, porque esta persona sabe que le resulta difícil negarse y tiene tendencia a llevar todo a sus espaldas. El exceso de grasa que mi cuerpo almacena entre mi ser interior y el medio exterior me indica que inconscientemente busco, quiero aislarme, o bien en mi comunicación con el exterior o incluso, que existe una emoción o un sentimiento preso, “aislado” en mi interior, y que ya no quiero ver. Por mi obesidad, busco una forma de protección que acumulo continuamente en mis pensamientos interiores. Hay un vacío entre yo y el mundo exterior. Así escondo mi inseguridad al estar expuesto, al ser vulnerable y así, quiero evitar estar herido o bien por observaciones, críticas o bien por situaciones en las cuales estaría incómodo, en particular frente a mi sexualidad. Así puedo interpretar mi exceso de peso como siendo el hecho de que lo quiero poseer todo. Mantengo emociones como el egoísmo y sentimientos que no quiero soltar. Esto puede ser un desequilibrio, una rebelión frente al entorno, una reacción a gestos, situaciones que ya no quiero ver o de las cuales ya no quiero acordarme. El alimento terrestre representa también un alimento emocional. Por lo tanto, como excesivamente para colmar un vacío interior o para compensar el éxito que me deja “emocionalmente” aislado. Puedo vivir una gran inseguridad tanto a nivel afectivo como material e inconscientemente necesito almacenar para evitar cualquier “penuria” o “carencia” que podría ocurrir. Esta falta puede haber sido vivida en la infancia y frecuentemente para con la madre, ya que era mi nexo directo con el alimento y la supervivencia (mamada). Frecuentemente, la obesidad se produce después de un gran golpe emocional o una pérdida importante, y el vacío vivido se vuelve muy difícil de soportar. Vivo un gran sentimiento de abandono, un vacío interior. Frecuentemente me siento culpable de la marcha o de la pérdida de un ser querido. Busco un objetivo en mi vida, busco realizar “algo bien”. Tengo dificultad en tomar mi lugar con mis palabras y mis gestos. Lo hago pues tomando más sitio con mi cuerpo físico. Además, me desvalorizo con relación a mi aspecto físico: una ligera “imperfección” o algunos kilos ganados tendrán a mis ojos unas proporciones gigantescas y ya no puedo ver ni apreciar mis cualidades o mis atractivos físicos. Poniendo toda mi atención en lo que “carece de gracia”, mi cuerpo reaccionará a esto  añadiendo aún más peso para hacerme comprender cuanto soy duro hacía mi - mismo y cuanto me auto - destruyo, aunque sólo fuera por mis pensamientos negativos. El hecho de efectuar ejercicios y seguir una dieta no será suficiente para adelgazar y debo tomar consciencia del verdadero origen de mi exceso de peso que resulta de una situación de abandono. Sea niño o adulto, tomo consciencia que me rechazo a mí mismo Puedo tener la sensación de sentirme limitado con relación a diferentes aspectos de mi vida o a lo que quiero realizar. Este sentimiento de limitación, hará que mi cuerpo tome expansión, y absorba un exceso de peso. También si soy una persona que acumula pensamientos, emociones o cosas, mi cuerpo “acumulará” él también pero bajo forma de grasa. Aprendo a expresar mis emociones, a reconocer mi valor y todas mis posibilidades. Sé ahora que cualquier vacío que me parece vivir en mi vida puede llenarse de amor y de sentimientos positivos hacía mí. Con mi aceptación de mí - mismo y de los demás, con el amor que me rodea, me libero pues de esta pena y de esta necesidad de protección. Aquí claramente podemos reflejar como  nuestras emociones de alguna manera se manifiestan en nuestro cuerpo, en nuestro sentir. Si te sientes identificado y tu gran problema son los kilos de más, reflexiona, comienza a conocer cuáles son tus miedos, cuales son los grandes dolores que cargas;  estos los puedes sanar tan sólo comenzando a reconocerlos, a perdonar, y por sobretodo amarte y saber que ahora es el momento de comenzar a vivir tu vida. Vamos que se puede POSITIVANDO.
Enric Corbera
También te puede        interesar
Gracias por seguir nuestras publicaciones y ser parte de Pasión Latina Montreal
Qué te pareció ?
Estos amigos lo recomiendan
Más de Positivando
Cómo quiero vivir esto? Anterior Anterior HO´OPONOPONO El poder sanador del amor Siguiente Siguiente Leer es un placer. Disfrútalo
Leer es un placer. Disfrútalo
Los invito humildemente a compartir pensamientos,  mensajes positivos,  a  ir creciendo como seres, porque al ver las cosas de un punto positivo te cambia tu universo,  y con el tu vida”.
Positivando
M U L T I M E D I A Fanny Sánchez te trae las mejores entrevistas  y programas con artistas  locales e internacionales. Entrevistas Entrevistas Audios Audios Videos Videos Fotos Fotos
Visita nuestra sección
Síguenos en nuestras redes sociales
Blogs y Blogueros Blogs y Blogueros
Positivando
Habla Privada
Ver TODOS Ver TODOS
© 2015 Pasión Latina Montreal Inc.

Nuestras Secciones

Marketing y Publicidad Animación de Eventos Entrevistas Nota de prensa

Servicios

Contacto

(514) 503 5356
De lunes a viernes de 9:00 a 18:00
-Servicio de urgencia los fines de semana.
Positivando Marcela Ossandon Regresar Siguiente