© 2015-2018 Pasión Latina Montreal Inc.
FOTOS VIDEOS AUDIOS ENTREVISTAS 

Nuestras Secciones

Marketing y Publicidad Animación de Eventos Entrevistas Nota de prensa

Servicios

Contacto

De lunes a viernes de 9:00 a 18:00
-Servicio de urgencia los fines de semana.
         
Síguenos en nuestras redes sociales
Mis antepasados hablan
Cuando    toda    nuestra    familia    ha    desaparecido,    no    es    exagerado    decir    que    se perpetúa   en   nosotros:   bajo   forma   de   cualidades,   pero   también   de   patologías   que únicamente      una      lúcida      remontada      en      nuestro      árbol      genealógico      tiene posibilidades de curar. El    primer    objetivo    de    la    genealogía    es    ayudarnos    a    tomar    conciencia    de    las influencias    que    nuestra    familia    ejerce    sobre    nuestra    vida,    desde    el    interior    de nosotros   mismos;   dicho   de   otra   manera:   c uanto   mejor   entendamos   nuestras   raíces, mejor podremos librarnos de ellas.   (Texto    libro:    Mis    antepasados    me    duelen        Psicogenealogía    y    constelaciones familiares Patrice Van Eersel y Catherine Maillard ). Librarnos    de    aquellas    sombras,    secretos    familiares    que    dañan    nuestro    árbol genealógico.   No   olvidemos   que   nuestros   hijos   cargan   3   a   4   generaciones   y,   en   la   mayoría   de   los casos,    nosotros    ignoramos    toda    una    historia    de    vida    de    nuestros    abuelos, bisabuelos y, muchas veces, hasta de nuestros propios padres. Muchas    veces    se    piensa    que    es    mejor    no    despertar    a    nuestros    muertos    o    a nuestras   propias   experiencias   traumáticas,   pensando   que   están   olvidadas,   pero   en algún   momento   frente   a   un   estímulo   vuelve   a   aparecer   lo   que   quedó   guardado   en el   inconsciente.   Para   el   inconsciente   no   hay   ni   tiempo   ni   espacio   y   frente   a   un estímulo    podemos    llegar    a    sentir    la    misma    angustia,    temor    que    lo    generó    la primera vez . Las   historias   se   tienden   a   repetir   y   pueden   o   no   tener      el   mismo   efecto   traumático que al inicio.   Esto   va   a   depender   de   la   persona,   de   su   entorno,   creencias,   edad   y   muchos   otros factores.   Pero   lo   que   no   sabemos   es   que   muchas   de   estas   historias   están   con nosotros,   en   el   inconsciente   familiar   y   aparecen   tarde   o   temprano,   por   ejemplo nuestros    temores,    tendencias    al    fracaso,    conflictos    amorosos,    como    el    elegir parejas   agresivas   o   fracasar   encontrando   a   nuestra   pareja   ideal...etc.   Tendemos   a darnos   cuenta   de   nuestro   error,   pero   se   vuelven   a   repetir   como   que   fuese   algo predestinado.   Los   secretos   familiares   son   "lo   no   dicho",   lo   que   se   guarda   bajo   siete llaves, aquello que causa dolor, verguenza, humillación, miedo a que otro se entere. Un   asesinato,   un   familiar   esquizofrénico,   alcohólico,   abusos   sexuales,   violaciones, robos,   fraudes,   muertes   sin   resolver,   violencia   física   y   sicológica...etc.   Esto   queda guardado,   ignorado,   pensando   que   aquel   daño   ya   pasó.   Trabajemos   con   nuestros familiares,      preguntemos   qué   se   nos   ha   ocultado,   cuáles   son   las   grandes   heridas de   nuestra   familia.      Al   conocerlas   comprendamos   en   la   época   que   a   sucedido, sanemos   esas   heridas,   busquemos   una   solución   que   ayude   a   sanar,   comprender   y perdonar.   La   genealogía   va   mucho   más   allá   de   una   terapia,      se   trata   de   tomar consciencia   del   inconsciente   familiar,      en   donde   te   puedes   preguntar   el   por   qué   de esas   conductas   tan   extrañas   en   ti   y   quien   se   hace   esas   preguntas   es   el   niño   que hoy es un adulto.  Vivir en amor y luz. Vamos que si se puede POSITIVANDO.
Estos amigos la recomiendan
Leer es un placer. Disfrútalo
Leer es un placer. Disfrútalo
Déjale a Marcela Ossandon un comentario aquí
Hola mi nombre es Marcela Ossandon,  soy chilena y estoy viviendo en Montreal hace 8 años. Los invito humildemente a compartir pensamientos,  mensajes positivos,  a  ir creciendo como seres, porque al ver las cosas de un punto positivo te cambia tu universo,  y con el tu vida. Marcela Ossandon 01/09/2016 Marcela Ossandon
(514) 503 5356
Las 12 leyes kármicas
Más de POSITIVANDO
Siguiente Siguiente
TEATRO: YO PUEDO SOÑAR
Anterior Anterior TODOS TODOS
Muestra tu apoyo a Marcela Ossandon en su página de Facebook
MULTIMEDIA
Tickets, descuentos, promociones y regalos sorpresa te puedes ganar con Pasión Latina Montreal.
Entrevistas de los artistas locales e internacionales, eventos, conciertos y festivales.
Programa tu tiempo y no te pierdas de estos eventos que se presentan en Montreal y sus alrededores.
FACEBOOK
YOUTUBE
EVENTOS
CONCURSOS Y PROMOCIONES
También  te recomendamos estos Blogs
© 2017 Pasión Latina Montreal Inc.

Nuestras Secciones

Servicios

Contacto

FOTOS VIDEOS AUDIOS ENTREVISTAS 
Marketing y Publicidad Animación de Eventos Entrevistas Nota de prensa
(514) 503 5356
info@pasionlatinamontreal.com
De lunes a viernes de 9:00 a 18:00
Servicio de urgencia los fines de semana.
Estos amigos lo recomiendan
Déjale a Marcela Ossandon un comentario aquí
Hola mi nombre es Marcela Ossandon,  soy chilena y estoy viviendo en Montreal hace 8 años. Los invito humildemente a compartir pensamientos,  mensajes positivos,  a  ir creciendo como seres, porque al ver las cosas de un punto positivo te cambia tu universo,  y con el tu vida. Marcela Ossandon
01/09/2016
Marcela Ossandon
Mis antepasados hablan
Cuando toda nuestra familia ha desaparecido, no es exagerado decir que se perpetúa en nosotros: bajo forma de cualidades, pero también de patologías que únicamente una lúcida remontada en nuestro árbol genealógico tiene posibilidades de curar. El primer objetivo de la genealogía es ayudarnos a tomar conciencia de las influencias que nuestra familia ejerce sobre nuestra vida, desde el interior de nosotros mismos; dicho de otra manera: cuanto mejor entendamos nuestras raíces, mejor podremos librarnos de ellas.  (Texto libro: Mis antepasados me duelen  Psicogenealogía y constelaciones familiares Patrice Van Eersel y Catherine Maillard ). Librarnos de aquellas sombras, secretos familiares que dañan nuestro árbol genealógico.  No olvidemos que nuestros hijos cargan 3 a 4 generaciones y, en la mayoría de los casos, nosotros ignoramos toda una historia de vida de nuestros abuelos, bisabuelos y, muchas veces, hasta de nuestros propios padres. Muchas veces se piensa que es mejor no despertar a nuestros muertos o a nuestras propias experiencias traumáticas, pensando que están olvidadas, pero en algún momento frente a un estímulo vuelve a aparecer lo que quedó guardado en el inconsciente. Para el inconsciente no hay ni tiempo ni espacio y frente a un estímulo podemos llegar a sentir la misma angustia, temor que lo generó la primera vez . Las historias se tienden a repetir y pueden o no tener  el mismo efecto traumático que al inicio.  Esto va a depender de la persona, de su entorno, creencias, edad y muchos otros factores. Pero lo que no sabemos es que muchas de estas historias están con nosotros, en el inconsciente familiar y aparecen tarde o temprano, por ejemplo nuestros temores, tendencias al fracaso, conflictos amorosos, como el elegir parejas agresivas o fracasar encontrando a nuestra pareja ideal...etc. Tendemos a darnos cuenta de nuestro error, pero se vuelven a repetir como que fuese algo predestinado. Los secretos familiares son "lo no dicho", lo que se guarda bajo siete llaves, aquello que causa dolor, verguenza, humillación, miedo a que otro se entere. Un asesinato, un familiar esquizofrénico, alcohólico, abusos sexuales, violaciones, robos, fraudes, muertes sin resolver, violencia física y sicológica...etc. Esto queda guardado, ignorado, pensando que aquel daño ya pasó. Trabajemos con nuestros familiares,  preguntemos qué se nos ha ocultado, cuáles son las grandes heridas de nuestra familia.  Al conocerlas comprendamos en la época que a sucedido, sanemos esas heridas, busquemos una solución que ayude a sanar, comprender y perdonar. La genealogía va mucho más allá de una terapia,  se trata de tomar consciencia del inconsciente familiar,  en donde te puedes preguntar el por qué de esas conductas tan extrañas en ti y quien se hace esas preguntas es el niño que hoy es un adulto.  Vivir en amor y luz. Vamos que si se puede POSITIVANDO.
Muestra tu apoyo a Marcela Ossandon en su página de Facebook
Más de POSITIVANDO
TODOS TODOS
Las 12 leyes kármicas
TEATRO: YO PUEDO SOÑAR