Hace unas semanas tuve la oportunidad de reencontrarme nuevamente con Charo Palomino, la propietaria de una casa de alta costura en Montreal llamada “Mestiza”, ella tuvo a bien patrocinarme y darme consejos para presentarme en el Festival Peruano realizado en el Parc Jean Drapeau este 2016, lo cual agradezco enormemente.  En esta ocasión conocí un poco más a la mujer detrás de la casa de modas de alta costura y conversar con ella. Puedo decir que Charo Palomino adora su profesión. Ella viene de una familia de clase media en Perú y ha sido criada a la antigua como ella misma lo cuenta, entre risa y risa, así como decimos los latinos con “La ley de la chancla” y cuando el “respeto por los mayores” se imponía.   Su entorno fue una familia numerosa, ella hace referencia, para darnos una idea, a un “equipo de fútbol” completo entre hermanos y primos. Charo recuerda especialmente con mucho cariño y admiración a su tía quien le enseñó muchas cosas sobre costura y quien descubrió su gran talento incentivándola desde pequeña a seguir adelante para lograr sus metas. Sonriente siempre, ella recuerda que solía soñar despierta con tener una casa de alta costura y que sus hermanos, eran quienes le decían: “bájate de esa nube”.  Años después, embarazada y con un panorama difícil, decidió un buen día buscar nuevos horizontes en Canadá; tuvo que dejar a su marido en Perú por un tiempo mientras se establecía aquí en Montreal, recuerda que fue un momento muy duro en su vida el proceso de adaptación e inmigración, sabía muy poco o casi nada de francés, pero orientada por amigas, quienes sabían de su talento y pasión por la alta costura, decidió estudiar la carrera de sus sueños.   Es en esta parte de la historia es donde me quedé estupefacta y me invadió una gran ternura, Charo se matriculó en los cursos de alta costura, pero no hablaba casi nada de francés, a escondidas llevaba una grabadora y grababa toda la clase y luego le pedía a una amiga que la ayudara a traducir sus clases. Durante casi 1 año sus compañeras de clases pensaron que ella era muda, pues me dice: “no me atrevía a hablar, pero tenía muy buenas calificaciones y me las ingeniaba para dar exámenes por escrito”.   Al pasar del tiempo con mucho sacrificio y con trabajo arduo, se graduó con honores y menciones, recuerda que no fue fácil pues la competencia era muy reñida en un rubro donde no muchos logran continuar después de finalizados sus estudios, gracias a sus esfuerzos una casa de modas de renombre la contrató, su trabajo consistía en vestir gente muy importante de diferentes países para fiestas que usualmente vemos  en las revista de sociedad, esto implicaba que ella tenía que estar siempre a disposición para tomar un avión y separarse de su familia sin importar si era navidad u otra festividad donde la mayoría de las personas disfruta con su familia, para ella no había feriados programados, en sus propias palabras: “Tenía un muy buen salario pero eso mis hijos no lo comprendían y me alejaba de ellos cada vez más, pues mamá hacía falta siempre en casa a pesar de tener todas las comodidades posibles, viajes, buenos colegios, etc.”   A medida que pasaba el tiempo se dio cuenta de que tenía que tomar una decisión y entonces optó por dejar ese trabajo y estar más cerca de su familia, decisión que hasta el día de hoy piensa que fue la más acertada pues ningún valor monetario puede devolver el tiempo de pasar momentos de vida con la familia, nos comentó.  Hoy tiene su propia empresa, ha tenido muchos aciertos, grandes desilusiones, alegrías y experiencias que hacen de ella una persona muy interesante para conocer y admirar.   Cuando observas a Charo Palomino realizando el trabajo que más le gusta desde que era pequeña se iluminan sus ojos y emana una energía increíble, tiene muchos proyectos en mente y le encantaría apoyar más causas sociales de su país natal en Perú; conociéndola estoy segura que muy pronto la veremos en algún proyecto interesante que de seguro apoyaremos.  Además, de tiempo en tiempo, organiza reuniones para disfrutar de un brindis y bocaditos, pasar un buen momento, discutir sobre consejos en el mundo de la moda, ver novedades y diseños que te pueden servir tanto en ocasiones especiales como en tu vida cotidiana todo ello de la mano de una profesional de primera.          Todo público que desee un servicio personalizado y de calidad puede contactarse con ella al 450 4666879. Puedo decir que Charo Palomino toma su tiempo para recomendarte qué puedes utilizar y hacerte sentir bien, no necesitas ser una modelo, pero te hará sentir como tal.           Desde aquí nuevamente quiero decirte muchas gracias Charo Palomino por confiar en                                          por brindarnos las puertas abiertas de confecciones                 con tanto aprecio pero sobre todo por los consejos, por la obertura de espíritu. Te deseo todos los éxitos posibles en cada proyecto que quieras emprender, pues una mujer luchadora como tú, lo merece bien!  Mestiza está ubicado en:  5759 Ave. Auteuil Brossard Qc. Canada J4Z 1M6. .
© 2015-2016 Pasión Latina Montreal Inc.
FOTOS VIDEOS AUDIOS ENTREVISTAS 

Nuestras Secciones

Marketing y Publicidad Animación de Eventos Entrevistas Nota de prensa

Servicios

Contacto

(514) 503 5356
De lunes a viernes de 9:00 a 18:00
-Servicio de urgencia los fines de semana.

Qué opinas de este post?

Mestiza
Estos amigos lo recomiendan
A   ti   que   llegaste   hasta   el   final   de   esta   nota,   te   deseo   éxito   en   todos   los proyectos   que   emprendas,   paciencia,   una   dosis   de   buen   humor   y   la   fuerza de voluntad necesaria para enfrentar con inteligencia las pruebas de la vida.
19/08/2016
Por
Comercios
EVENTOS
MULTIMEDIA
CONCURSOS Y PROMOCIONES
Tickets, descuentos, promociones y regalos sorpresa te puedes ganar con Pasión Latina Montreal. Mantente pendiente de nuestras publicaciones o suscríbete y recibe antes que nadie nuestros concursos y promociones.
Aquí encontrarás las Entrevistas que realizamos a los artistas locales e internacionales  y los eventos, conciertos y festivales  a los que asistimos
Programa tu tiempo y no te pierdas de estos eventos que se presentan en Montreal y sus alrededores.
Hace unas semanas tuve la oportunidad de reencontrarme nuevamente con Charo Palomino, la propietaria de una casa de alta costura en Montreal llamada “Mestiza”, ella tuvo a bien patrocinarme y darme consejos para presentarme en el Festival Peruano realizado en el Parc Jean Drapeau este 2016, lo cual agradezco enormemente.  En esta ocasión conocí un poco más a la mujer detrás de la casa de modas de alta costura y conversar con ella. Puedo decir que Charo Palomino adora su profesión. Ella viene de una familia de clase media en Perú y ha sido criada a la antigua como ella misma lo cuenta, entre risa y risa, así como decimos los latinos con “La ley de la chancla” y cuando el “respeto por los mayores” se imponía.   Su entorno fue una familia numerosa, ella hace referencia, para darnos una idea, a un “equipo de fútbol” completo entre hermanos y primos. Charo recuerda especialmente con mucho cariño y admiración a su tía quien le enseñó muchas cosas sobre costura y quien descubrió su gran talento incentivándola desde pequeña a seguir adelante para lograr sus metas. Sonriente siempre, ella recuerda que solía soñar despierta con tener una casa de alta costura y que sus hermanos, eran quienes le decían: “bájate de esa nube”.  Años después, embarazada y con un panorama difícil, decidió un buen día buscar nuevos horizontes en Canadá; tuvo que dejar a su marido en Perú por un tiempo mientras se establecía aquí en Montreal, recuerda que fue un momento muy duro en su vida el proceso de adaptación e inmigración, sabía muy poco o casi nada de francés, pero orientada por amigas, quienes sabían de su talento y pasión por la alta costura, decidió estudiar la carrera de sus sueños.   Es en esta parte de la historia es donde me quedé estupefacta y me invadió una gran ternura, Charo se matriculó en los cursos de alta costura, pero no hablaba casi nada de francés, a escondidas llevaba una grabadora y grababa toda la clase y luego le pedía a una amiga que la ayudara a traducir sus clases. Durante casi 1 año sus compañeras de clases pensaron que ella era muda, pues me dice: “no me atrevía a hablar, pero tenía muy buenas calificaciones y me las ingeniaba para dar exámenes por escrito”.   Al pasar del tiempo con mucho sacrificio y con trabajo arduo, se graduó con honores y menciones, recuerda que no fue fácil pues la competencia era muy reñida en un rubro donde no muchos logran continuar después de finalizados sus estudios, gracias a sus esfuerzos una casa de modas de renombre la contrató, su trabajo consistía en vestir gente muy importante de diferentes países para fiestas que usualmente vemos  en las revista de sociedad, esto implicaba que ella tenía que estar siempre a disposición para tomar un avión y separarse de su familia sin importar si era navidad u otra festividad donde la mayoría de las personas disfruta con su familia, para ella no había feriados programados, en sus propias palabras: “Tenía un muy buen salario pero eso mis hijos no lo comprendían y me alejaba de ellos cada vez más, pues mamá hacía falta siempre en casa a pesar de tener todas las comodidades posibles, viajes, buenos colegios, etc.”   A medida que pasaba el tiempo se dio cuenta de que tenía que tomar una decisión y entonces optó por dejar ese trabajo y estar más cerca de su familia, decisión que hasta el día de hoy piensa que fue la más acertada pues ningún valor monetario puede devolver el tiempo de pasar momentos de vida con la familia, nos comentó.  Hoy tiene su propia empresa, ha tenido muchos aciertos, grandes desilusiones, alegrías y experiencias que hacen de ella una persona muy interesante para conocer y admirar.   Cuando observas a Charo Palomino realizando el trabajo que más le gusta desde que era pequeña se iluminan sus ojos y emana una energía increíble, tiene muchos proyectos en mente y le encantaría apoyar más causas sociales de su país natal en Perú; conociéndola estoy segura que muy pronto la veremos en algún proyecto interesante que de seguro apoyaremos.  Además, de tiempo en tiempo, organiza reuniones para disfrutar de un brindis y bocaditos, pasar un buen momento, discutir sobre consejos en el mundo de la moda, ver novedades y diseños que te pueden servir tanto en ocasiones especiales como en tu vida cotidiana todo ello de la mano de una profesional de primera.  Todo público que desee un servicio personalizado y de calidad puede contactarse con ella al 450 4666879. Puedo decir que Charo Palomino toma su tiempo para recomendarte qué puedes utilizar y hacerte sentir bien, no necesitas ser una modelo, pero te hará sentir como tal.                                 Desde aquí nuevamente quiero decirte muchas gracias Charo Palomino por confiar en                                             y  brindarnos las puertas abiertas de confecciones                 con tanto aprecio pero sobre todo por los consejos, por la obertura de espíritu. Te deseo todos los éxitos posibles en cada proyecto que quieras emprender, pues una mujer luchadora como tú, lo merece bien!  Mestiza está ubicado en:  5759 Ave. Auteuil Brossard Qc. Canada J4Z 1M6. .
© 2015 Pasión Latina Montreal Inc.

Nuestras Secciones

Servicios

Contacto

FOTOS VIDEOS AUDIOS ENTREVISTAS 
Marketing y Publicidad Animación de Eventos Entrevistas Nota de prensa
(514) 503 5356
De lunes a viernes de 9:00 a 18:00
Servicio de urgencia los fines de semana.
Mestiza

Qué opinas de este post?

Estos amigos lo recomiendan
A   ti   que   llegaste   hasta   el   final   de   esta nota,     te     deseo     éxito     en     todos     los proyectos    que    emprendas,    paciencia, una   dosis   de   buen   humor   y   la   fuerza de   voluntad   necesaria   para   enfrentar con inteligencia las pruebas de la vida.
19/08/2016
Por
Comercios